CASA FG

La parcela de forma irregular, tiene un fuerte desnivel y una orientación casi a Oeste, muy desfavorable en verano, que condicionó muchas decisiones. El proyecto se concibió considerando toda la parcela, las luces, el sol y los paisajes exteriores. En una cultura mediterránea, en la que la vida al exterior nos resulta tan amable, establecer los límites del edifico más allá de sus paredes, mediante la integración, como objeto del proyecto, del paisaje, ya sea natural o creado, nos interesa vivamente.

El bloque destinado a dormitorios de los hijos se separa del principal, constituyendo un sistema autónomo. La fractura entre los bloques permite asomar el patio trasero al mar, enmarcado entre la ligera losa de la visera y las aristas de los dos bloques, proporcionando una vista parcial del mar, limitada, que pone el énfasis en lo concreto, sugiriendo más que enseñando.